Vecinos

Vitacura para sus vecinos, junto a sus vecinos

SERNAC

PLATAFORMA DE ATENCIÓN DE PÚBLICO

Sepa si está ahorrando o desperdiciando energía eléctrica

Refrigeradores y ampolletas consumen el 60% de energía eléctrica en los
hogares chilenos.
Ayer diversas autoridades regionales dieron a conocer a la comunidad el programa "Chile País de Eficiencia Energética".

Esta campaña consiste en la certificación de refrigeradores y ampolletas mediante una etiqueta que indicará su gasto energético a través de una escala de la A a la G. Es decir, si su refrigerador lleva en su etiqueta la letra "A", significa que es muy eficiente y que gasta poca energía, por lo tanto el pago de sus cuentas de luz será menor. De lo contrario, si su electrodoméstico trae etiquetada la letra "G", gastará más energía y por ende más dinero.

Lo mismo sucede con las ampolletas, de las cuales existen dos tipos. Si usted compra la normal o "incandescente" y la mantiene encendida 5 horas diarias durante un año, su consumo eléctrico traducido a dinero será de 19.345 pesos. Mientras que si usted adquiere una ampolleta "fluorescente compacta" que ilumina lo mismo que la anterior y la deja encendida por 5 horas durante un año, su consumo eléctrico será sólo de 3.869 pesos.

Al respecto, el director regional del Sernac, Miguel Vargas, dijo que "si las personas optaran por elegir estos productos estarían ayudando a que se consuma menos energía en el país, a no contaminar y a la vez a cuidar más sus bolsillos".

Cabe destacar que esta norma ya está fiscalizando que las ampolletas cuenten con las etiquetas respectivas.

Además, desde el 10 de enero se comenzó a fiscalizar el cumplimiento de esta norma en refrigeradores de dos puertas, y a fines de este mes, será obligatorio para refrigeradores de una puerta.

No olvide que los electrodomésticos eficientes que están etiquetados con las letras A y C y ofrecen las mismas prestaciones que otros, pero consumen menos energía.

Los productos que tengan letras D y E presentan un gasto de energía medio y aquellos que tengan en su etiqueta las letras F o G, son catalogados como los menos eficientes, debido a que su consumo energético supera el de los aparatos comunes, entre un 110% y un 125%.